miércoles, 7 de diciembre de 2016



Lagartijas y salamandras

En verano puedes encontrar muchas lagartijas cerca del refugio. La foto ha sido tomado a pocos metros del refugio. Hasta entran en el refugio. Una vez, al salir para un paseo, he echado una lagartija sin cola (como el perro de San Roque) del vestíbulo, porque pensaba que no era el lugar adecuado para lagartijas, nada para comer allí. Unas horas más tarde, al regresar del paseo la misma lagartija otra vez estaba en el vestíbulo. Supongo que era la misma, no tenía cola. Sabía entrar y salir del vestíbulo sin utilizar la puerta.
Una vez, subiendo la escalera desde la estación, vi una lagartija tomando el sol. Quería ver cuánto podía acercarme sin que huyera la lagartija. Centímetro por centímetro me acerqué, solo moviendo en la dirección a la lagartija y sin mover lateralmente. De vez en cuando tenía que mover una pierna sin mover la cabeza, muy despacio. Así poco a poco  me acerqué hasta estar con mi cabeza a unos quince centímetros (¡quince centímetros!) de la lagartija, entonces he terminado el experimento y al mover la cabeza la lagartija huyó. Otras veces una lagartija era muy curiosa y inspeccionó mi mochila que había puesto en el suelo a medio metro de mi.

Hace unos años todavía corría unos kilómetros en la carretera del refugio hacia Cotos para mantenerme en forma. Un día encontré una salamandra común andando en la carretera. Se encuentran en  todo Europa salvo en Holanda y los países nórdicos. El bicho no era muy activo: cuando ponía una bota en frente de su cabeza solo bajaba su cabeza y no huía. La carretera no me parecía un buen sitio para una salamandra. Sus colores me daban algo de miedo, en general bichos con colores vivos son peligrosos (avispas) o tienen muy mal sabor (mariquitas). Por casualidad tenía una mano vendada por tener un esguince de un dedo y para no ensuciarla me había puesto un guante. Levanté la cola con una rama y con la mano con el guante la cogí por la cola y la puse en el bosque al lado bajo de la carretera. Menos mal que, como ocurre con las lagartijas, no sueltan la cola para escapar. En casa busqué más información del animal; había tenido suerte con el guante: su piel secreta un líquido blanco que protege a los bichos lentos. El líquido causa convulsiones e hipertensión con hiperventilación en todos los vertebrados, aunque supongo que el efecto dependerá del peso de la víctima.  
Walter Schuit

lunes, 17 de agosto de 2015

Cursillos de otoño 2015


Sábado 12 de SeptiembreOrientación básica en Buitrago
Domingo 13 de SeptiembreOrientación fina de montaña (curvas de nivel) en El Escorial

martes, 13 de enero de 2015

Cursillos primavera 2015

14 de Marzo Orientación básica en Buitrago
15 de Marzo Orientación fina de montaña - curvas de nivel, El Escorial
28 de Marzo GPS, Cercedilla
29 de Marzo Orienteering básico, Cercedilla
2 y 3 de Mayo Orientación de distancia en montaña, Puerto de Navacerrada
13 de Junio Orientación básica en Buitrago
14 de Junio Orientación fina de montaña - curvas de nivel, El Escorial

martes, 9 de septiembre de 2014

Cursillos otoño 2014

Cursillos para el otoño de 2014:

  27 de Septiembre Orientación básica en Buitrago de Lozoya
  28 de Septiembre Orientación fina de montaña, curvas de nivel en El Escorial
   5 de Octubre Orientación fina, prácticas
  1 y 2 de Noviembre Orientación de distancia en montaña (8 y 9 reserva) en el Puerto de Navacerrada
  4 de Octubre GPS en Cercedilla
  15 de Noviembre Orientación básica en Buitrago de Lozoya
  16 de Noviembre Orientación fina de montaña, curvas de nivel en El Escorial

sábado, 5 de abril de 2014

jueves, 30 de enero de 2014

En El Escorial, reading the introduction to the manual before going up into the forest.